A cuerpo de gato, de Hiro Arikawa

por
Advertisement
Sobre el libro

Fecha de publicación:
Número de páginas: 256

Sinopsis: Un gato, es un gato, es un gato... diría una sabia mujer, pero Nana no es un gato cualquiera. Tiene el pelo blanco y la cola en forma de siete, le gustan los filetes de cerdo empanados y los platos a base de pollo y salmón, tiene las uñas afiladas, la mirada atenta... pero hay más: Nana entiende el lenguaje de los humanos y tiene opiniones muy suyas a propósito de la vida. Nació en la calle y estaba acostumbrado a dormir encima del capó de una furgoneta plateada, hasta que un buen día un hombre delgado y alto se le acercó sonriendo, y desde entonces fueron inseparables. Satoru y Nana vivieron juntos durante cinco años, pero ahora ha llegado el momento de separarse y de buscar un nuevo dueño para él. Empieza el viaje, y Nana verá por primera vez el mar y los campos sembrados de hierba alta, vivirá en primera persona las emociones más hondas de los humanos, el dolor de la pérdida, y al final este gato callejero será también un gato muy nuestro gracias a la ternura y al sentido del humor de Hiro Arikawa.

Opinión personal

Raramente leo libros con animales como protagonistas, porque soy una persona muy sensible con todo lo que tiene que ver con el mundo animal, y no puedo evitar llorar con todo lo que tiene que ver con ellos. No sabría decir que me hizo animarme a leer precisamente éste, pero imagino que fue su portada, ya que llegué a él sin leer siquiera la sinopsis. Me parece una portada preciosa, la edición mas bonita de todas las que he visto sin ninguna duda, y quizás esa naricilla rosa me hizo recordar la de mi propia gata, y dar ese paso.

Nada más comenzar la lectura conocemos a Nana. Pero lo conocemos antes de que fuese Nana, cuando aún era un gato (si, gato, no gata) callejero. De mano de su propia narración vemos el mundo a través de sus ojos, escuchamos sus pensamientos sobre la gente que pasa por delante de él y empezamos a comprender como es su día a día.

Un buen día aparece Satoru, un chico con una gran sensibilidad animal que parece conectar desde el primer minuto con Nana, aunque hay que admitir que Nana solo le deja que le acaricie porque le trae comida que no está nada mal. Día a día Satoru irá a ponerle un nuevo cuenco de comida bajo la furgoneta plateada donde Nana suele dormir, y sus lazos se irán estrechando.

Después de años de convivencia, Satoru se verá obligado a buscarle una nueva familia a Nana, y eso les obligará a emprender un viaje juntos (de ahí que el título original del libro sea 'Crónicas de un gato viajero'). Juntos emprenderán un roadtrip por diferentes ciuades de Japón, y visitarán a viejos amigos del protagonistas con los que rememorarán viejas aventuras.

No es un libro únicamente para los amantes de los gatos, ya que a través de ese viaje que emprenden se tratan temas tan complejos como la amistad, el amor, la vida, la soledad... Son temas muy complejos que la autora consigue tocar en un libro de doscientas cincuenta páginas, y lo hace con una sensibilidad y sencillez que enamora. También destacar la maestría en la descripción de los paisajes; soy una enamorada de Japón y he tenido la suerte de visitar la mayoría de los lugares que Hiro describe, y eso no hace más que sumar para mí en esta lectura.

'A cuerpo de gato' es un libro que me ha conquistado en todo. Para empezar esta narrado por un gato, pero sin ser una novela en la que humanos y animales se comunican con el lenguaje. Los personajes principales son Nana y Satoru, y ambos me han parecido unos protagonistas maravillosos. Nana es un gato con muchísima personalidad; es presumido, tiene mucho amor propio y nos muestra un sentido del humor de lo más irónico. Satoru es un hombre que cuenta con el cariño y el respeto de todas las personas con la que se ha cruzado a lo largo de los años, y disfruta de cada pequeño detalle de la vida.

Creo que ha quedado bastante claro que 'A cuerpo de gato' es un libro que no puedo más que recomendar. Me he reído y he llorado con él. Y termino su lectura sintiendo que se convierte en uno de mis libros favoritos.

3 comentarios :

  1. Hola!!

    Yo también acabo de enamorarme de la portada y de la historia, sobre todo porque mi madre tiene una gata (en vez de gato) que se llama Nana.
    Me encantan los libros de animales como protagonistas, así que me lo apunto para próxima lectura o quizás se lo regale a mi madre :)

    Muchas gracias por la reseña!
    Besetes!

    ResponderEliminar
  2. A mí también me llamó mucho la atención este libro cuando lo vi por primera vez y lo tengo en mis pendientes desde hace mucho. Después de leerte tal vez me anime. ¡Muchas gracias por tu reseña!

    Nos vemos entre páginas
    La vida de mi silencio

    ResponderEliminar